martes, 17 de junio de 2008

Tècnicas BDSM_La cera_



La cera es una de las tècnicas que mas me excitan.

Hay varios puntos a tener en cuenta para su pràctica...la cera de abeja es la que mas quema junto con las de color y las aromàticas...


Las màs apropiadas son las de parafina...tambièn a tener en cuenta es la zona donde se aplica y la distancia.

Podriamos hablar tambien del juego una vez aplicada... aparte del de observar la reaccion del sumiso segun la zona que se le aplique...tenemos zonas mas sensibles como los costados...el clitoris...pezones...

El juego puede seguir segun la forma de retirar esa cera...una vez fria se va ahuecando y la sensacion va variando...la forma de quitarla ya va en gustos.

Personalmente me gusta que sea retirada con làtigo... mitigas la sensaciòn anterior producida por la cera con otra mas fuerte que es la del làtigo.

Y en lo referente a la zona... sentir un chorro de cera sobre el clitoris que baja chorreando hacia la vagina acabando en el ano para mi es muy excitante como tambièn lo es en la lengua.

Un saludo y a disfrutar con la cera.

_nefer_

La ceremonia de las rosas

El estilo de vida formal está lleno de tradiciones y ceremonias que rara vez son presenciadas por el mundo exterior y quizás uno de los rituales con más significado sea La Ceremonia de las Rosas. Esta ceremonia está plagada de simbolismo y mística desde hace siglos.
Aquí está una descripción breve de lo que implica y significa.
Un Lazo Eterno
Una pareja que ha decidido permanecer junta toda su vida e incluso más allá, a menudo optará por este ritual como una declaración simbólica de su compromiso eterno. Se usa a veces también para renovar una relación que ha atravesado un tiempo difícil y ha sobrevivido a la prueba. Hay muchas variaciones y las parejas a veces escogen añadir toques especiales para hacer de ello una ceremonia personal.
La ceremonia nunca es pública. Normalmente sólo asiste la pareja y un
o o dos amigos cercanos. El sumiso lleva un solo capullo de rosa blanca. El Dominante una rosa roja completamente abierta. Ambas rosas deben tener espinas en sus tallos y deben estar recien cortadas. Para el resto del ritual se necesita una cadena delgada de entre 2 y 2 metros y medio, varias velas o un quemador de alcohol (u otro combustible líquido).
La pareja, junto con uno o dos de sus amigos más cercanos, se colocan uno frente al otro. El sumiso, llevando un vestido sencillo y su capullo blanco. Su Dominante, lleva la rosa roja, le quita el collar. Lo pasa rápidamente por las llamas de un quemador pequeño y se lo vuelve colocar. Mientras se lo coloca al sumiso, hace una declaración de protección y guia por toda la eternidad.
Con una espina del tallo de su rosa roja, pincha el dedo medio del sumiso y deja que dos gotas de sangre caigan sobre los pétalos blancos de la flor que lleva. Él entonces ofrece las espinas del capullo de rosa blanca al Dominante y él pincha su propio dedo. Permite la caída de dos gotas de sangre una sobre la flor que porta el sumiso y otra sobre la suya propia. A continuación aprietan sus dedos juntos y hacen sus votos para permanecer unidos por la sangre.
Los testigos o los amigos cogen la cadena y la pasan rápidamente por la llama y envuelven con ella a la pareja. Y de nuevo el sumiso y el Dominante hacen sus votos otra vez, hacen sus votos para unir sus almas para la eternidad. Las rosas se tocan permitiendo que se "besen" las gotas de sangre y a continuación se intercambia. Se quita la cadena y se envuelve en una tela para conservarla la pareja tras la ceremonia. Las rosas se colocan en un solo jarrón y se llevan después a su habitación privada para que permanezcan como un recordatorio del nuevo lazo que unirá sus cuerpos esa noche.
Por la mañana, comparten sus esperanzas y los sueños de
permanecer juntos por toda la eternidad y arrancan los pétalos de las rosas para colocarlos juntos en alguna cajita. Estos pétalos se mantienen allí durante toda la vida de la pareja, y una parte de ellos es entierra con cada uno de ellos cuando mueren. La cadena pasa a la familia o a algún amigo para que la use en su propia ceremonia de las rosas.
El Simbolismo
El significado de las rosas
El capullo de rosa blanco, simboliza la sumisión. El color blanco representa la pureza del obsequio, el que sea un capullo y no una rosa abierta significa que su sumisión aún no es una flor completamente abierta. La sumisión no es total nunca, no es absoluta nunca y el sumiso nunca alcanzará el grado en que su flor no pueda abrirse un poco más para ofrecérsela a su Dominante.
La rosa roja abierta casi completamente, significa la dominación. El rojo representa la pasión y el deseo de poseer y proteger a toda costa a su sumiso incluso derramando su propia sangre por él. La rosa casi en plena floración simboliza que el dominante está preparado y es lo bastante maduro para aceptar tales responsabilidades.
El significado de pasar el collar por las llamas
Antiguamente el collar estaba hecho de metal fundido, calentado en las llamas y enfriado en el agua para templarlo después de haber quemado todas las impurezas. Esta acción de pasar el collar por las llamas simboliza el quitar de todas impurezas el símbolo de propiedad que el Dominante ha entregado al sumiso. Todas las influencias externas son consumidas en el fuego del deseo de proteger y defender al sumiso. El templar del metal cuando se expone a las frías aguas, fortifica el compromiso de sumergirse en las aguas de la vida. Hoy nosotros sólo simbolizAMOs esto pasando el collar rápidamente por la llama, para no dañarlo.(Nota: El uso de un quemador de alcohol en lugar de una vela previene cualquier residuo en el collar , aunque probablemente no quedará ninguno si se hace de forma lo suficientemente rápida).
El significado de la sangre
Pinchar el dedo del sumiso es símbolo de tomar su virginidad. El sumiso ha intercambiado su sangre para entregarse totalmente al Dominante. Las gotas en el capullo de rosa blanco tienen el mismo significadoEl acto de pincharse el Dominante su propio dedo significa el consentimiento para entregar su sangre para proteger y defender su propiedad. Las gotas de sangre que se mezclan es el símbolo de la unión de ambos.
Apretar las heridas juntas permite que la sangre se mezcle, simboliza la unión de ambos como parte de una misma familia.
Cambiar las rosas es el símbolo del obsequio de sí mismos que uno hace al otro.
El significado de la cadena
La cadena es una serie de los
eslabones que representan todos los acontecimientos que han ido sucediendo para llegar a sentirse unidos. Cada uno se engancha con otro para completar la cadena. Pasarla por la llama simboliza la purificación de todos los acontecimientos que han vivido junto, así como también sus pasados. Todas las cosas malas son consumidas y sólo lo bueno permanece. Envolver la cadena alrededor de ellos es una imagen visual de la unión de dos almas en una. Esta cadena nunca se usa para ninguna otra cosa, excepto para una ceremonia semejante por la persona que recibe esta cadena como un obsequio. Normalmente pasa de unas generaciones a otras y se considera un obsequio muy valioso.
El significado de los pétalos
La mezcla de los pétalos significa el mezclar su vida. Las parejas normalmente los tienen en algún tipo de frasco decorativo, una vez que los pétalos se han secado completamente. en el momento de la muerte, una parte de esos pétalos se coloca sobre el cuerpo para mostrar un lazo que se extenderá más allá de la tumba.
Muchas leyendas dicen que han florecido rosas en las tumbas de las parejas que se han amado profundamente durante su vida física y que aún en la muerte ellos muestran la evidencia de su AMOR eterno en la forma de rosas que florecen de nuevo sobre sus tumbas.

Publicado en un rincòn del paraiso.

La ceremonia del collar

Muy pocas cosas en nuestro estilo de vida son más significativas que el collar que lleva un sumiso como símbolo de posesión. Es el símbolo exterior del compromiso entre el Dominante y el sumiso y la marca que le identifica como propiedad del otro.


Intentar reflejar la ceremonia formal de la imposición del collar, nos lleva a decir que no existen dos ceremonias iguales, aunque sí existen ciertos estándares en todas ellas.

La Procesión

El sumiso generalmente acompañado por su entrenador, mentor u otro dominante amigo que hablará en beneficio del sumiso. Este dominante dará un testimonio del carácter y el compromiso del sumiso con el estilo de vida D/s . Si este dominante es el entrenador, mentor o protector de este sumiso, deben al principio de la ceremonia liberar al sumiso de este cuidado.

El sumiso puede tener una/o o dos "hermana/os" para asistir al sumiso mientras espera el inicio de la ceremonia, pueden preparar su cabello, o su traje mientras esperan la llegada de su AMO.

El dominante llegará generalmente acompañado de uno o dos de sus amigos más cercanos o de aquellos que la ayudaron en su papel de AMO o Ama. Uno de ellos lleva generalmente el collar para el Dominante que está a punto de reclamar a su sumiso.

El vestido y la Apariencia

El Sumiso:
El sumiso lleva generalmente una prenda de vestir sencilla, a menudo un vestido de tipo túnica para la mujer y una prenda de vestir semejante para los hombres que puede incluir pantalones. El traje es sencillo pero elegante y atractivo, significando el papel del sumiso como un sirviente de su AMO. El sumiso llevará su cuello desnudo, sin adorno alguno.
El sumiso puede llevar pulseras, tobilleras, piercing, pero raramente llevará algún adorno en la cabeza, ni siquiera pendientes, y nunca llevará nada en el cuello, excepto un collar de entrenamiento si lo tiene. Este collar se quitará al comenzar la ceremonia. La razón de que no lleve ningún tipo de adorno en la cabeza, es que debe mantener el cuello dispuesto para que le sea colocado el collar verdadero.
Si la mujer tiene el cabello largo normalmente lo llevará recogido en en algún tipo de moño o trenza sobre la cabeza, se puede adornar con pequeñas flores.

El Dominante:
El dominante debe ir bien vestido y a menudo aparece con el traje formal o semiformal. La ropa de fetiche es aceptable en algunas situaciones y el Dominante puede elegir vestir de cuero o cualquierr otro “disfraz” apropiado. La mayoría del los dominantes les gusta vestir como un caballero o dama de otras épocas si se trata de una mujer.
Ambos:
Todos tienen su propio estilo y los gustos personales se reflejan en la forma en que la pareja se presenta a sí misma. Se ha de tener presente que es una ceremonia muy importante y debe prevalecer el buen gusto en este día tan especial.

La parafernalia

El Sumiso:
El sumiso lleva generalmente sólo un artículo, la correa. A veces si es una mujer lleva una sola flor que ofrece al Dominante, para que la coloque en la solapa. Si es un hombre puede llevar un pequeño ramo de flores a su Ama como gesto de cariño.

El Dominante:
El dominante lleva un látigo de exhibición como símbolo de su dominación en este estilo de vida.

Ambos:
Si la pareja ha redactado un contrato, cada uno llevará una parte de este contrato que expresa sus obligaciones y responsabilidades. Estas copias deberán estar sin firmar y normalmente los tendrán los asistentes hasta el momento de la ceremonia en que se necesiten.

El Comenzar de la Ceremonia.

Una vez que todos los asistentes se han sentado suena una campana para señalar el comienzo de la ceremonia. En ese momento el sumiso y sus asistentes se adelantan a la parte frontal de la habitación, acompañados por el instructor o mentor.

Si el sumiso estaba bajo el cuidado de otro Dominante, tal como un protector, el entrenador o mentor , éste liberará oficialmente al sumiso de su cuidado y protección. Si el sumiso lleva un collar de entrenamiento, se quita en este momento y cualquier contrato que tuvieran entre ellos será firmado por ambos y por un testigo como contrato sin validez a partir de ese momento. Es entonces cuando el sumiso es declarado libre y puede ahora hacer su propia elección. El sumiso entonces pasará a situarse junto a sus hermanos/as .

Cuando suena una segunda campana El dominante con sus asistentes avanza hacia el frente de la habitación, cualquier declaración acerca del carácter o logros del Dominante se hace en este momento po la persona elegida para hablar en su beneficio. Cualquier otro sumiso que lleve un collar dado por este este Dominante deberán estar presente , sentado en la parte delantera de la habitación y en una actitud respetuosa.

Después que se ha dado el testimonio, el sumiso, con la correa en la mano, camina hacia el Dominante y sus asistentes. Se parará unos segundos delante de cada uno de ellos como si realizara una elección. Una vez que ha parado y considerado a cada dominante, vuelve al dominante de su elección y le ofrece su correa con palabras parecidas a lo Siguiente:

"Yo le ofrezco esta correa a usted para que me guíe y dirija en mi viaje en la vida. Es mi deseo pertenecerle y seguirle allí donde usted elija llevarme."

Publicado en un rincòn del paraiso