martes, 8 de julio de 2014

Pensarle...


Pensarle me provoca una deliciosa excitación...
un nerviosismo que palpita entre mis piernas...
una humedad que me cala los sentidos...

Pensarle me provoca una fascinante pasión...
un estado de perversión que me transforma...
una sensación de libertad inmensa...

Pensarle me provoca una entrega voluntaria...
una necesidad de viajar hacia lo desconocido...
una emoción inenarrable...

Pensarle me provoca tantas cosas y tan intensas...

_nefer_

4 comentarios:

Marqués de Zas dijo...

Eres genial. Que alegría que haya despertado la poeta y la escritora que hay en ti.

La perra ha estado despierta siempre.

Un beso mojado.

_nefer_ dijo...

Gracias por sus palabras...siempre tan amable conmigo.

Lametones de perra en celo.

Canalla Sum dijo...

Qué bonito!

_nefer_ dijo...

Gracias canalla eres un encanto.