sábado, 9 de agosto de 2014

Pensamientos de una tarde de verano...





Cuando la mente se turba y nubla tu ser...
cuando quieres gritar y un candado cierra tu boca...
cuando se mezcla el como eres y como esperan que seas...
cuando decides ser tu y te das cuenta que no encajas...
cuando la paciencia y el saber estar se extinguen y explotas...

Entonces es...
Cuando te sientes como toro embolado...
cuando te sientes como pájaro robado de su nido...
cuando te sientes como pez de mar en aguas dulces...
cuando te sientes como animal salvaje privado de su libertad...

Y  te das cuenta que...
Los lazos de sangre se vuelven agua...
que eres insignificante en tu escala jerárquica...
que tu palabra no tiene valor para los tuyos...
que es un querer y no poder sin sentido...

Y es que aunque intentes protegerte...duele sentirte tan sola rodeada de tu gente...

_nefer_

2 comentarios:

Marqués de Zas dijo...

Intenso y desgarrador poema. A ver si tu gente no es tuya.

NeFeR ReFeN dijo...

En el sentido de la posesión...no lo son pero yo de ellos si...quizás sea eso lo que tenga que cambiar.

Gracias